12.05.2017

25 años.

05 Diciembre. 2017.
Caín:
Quizá la razón por la que otra vez te traigo tanto en mente es este día; hoy es tu cumpleaños. Sé que hoy es imposible que te encuentre porque, conociéndote, seguro estarás perdiendo la conciencia, sumido en alcohol. 
Imaginarme que alguien más pasará tu cumpleaños contigo me dan celos, seguro con alguien más lo harás hoy y me dan celos.

A veces no entiendo ni por qué me dan celos de que lo hagas con alguien más. O quizás sí.
La verdad es que hay muchos aspectos, y este no es la excepción, en los que Abel es mejor que tú (lo lamento, no puedo evitar compararlos), pero igual me dan celos, celos y celos. Pero menos que antes, ¿será que sí te estoy olvidando?

¿Es que estoy totalmente perdida contigo? Algo que me gustaba era que me agarrabas las manos cuando lo hacías. Es estúpido ¿sabes? Alguna vez leí eso en Tumblr, las viejas que les gustaban que se los hicieran fuerte, pero agarrados de las manos. Y por esos tiempos pensé "viejas ridículas". Pero contigo me gustaba, me gustaba como me agarrabas las manos y también como me agarrabas en total. Me gustaba que me dijeras: "Entre más te quejas más me excito" y dos segundos después, si me oías "quejar" demasiado, me volteabas a ver con ojitos asustados preguntándome: "¿Te lastimo?"

Hay veces que pienso en que era era tu única intención conmigo. Decirme palabras bonitas, y cojerme (no sé si va con g) hasta el cansancio, solo porque te parecía bonita, porque le gustaba a tus amigos. Y en serio que yo le gustaba a muchos de tus amigos, lo recuerdo, y a muchos de los que no eran tus amigos también. Recuerdo que en esos tiempos Abel, que no sabía nada de la situación, me miraba también con ganas.  A veces pienso que esa era tu única intención conmigo, y que eso hacías con muchas, no solo conmigo. Pero luego recuerdo las cosas que te delataban.

Recuerdo el día en que me lo habías empezado hacer en el escritorio y te bajaste para sacarme las botas, y miraste las cintas y te quedaste con cara de: ¿Tengo que quitar todas esas cintas? Y empezaste a deshacerlas y me reí y te dije: Tienen un cierre acá. 
Recuerto también que, alguna vez llevaba un bra negro de los que se abrochan por el frente y cuando llegaste a él te hiciste el que querías concentrarte en otra cosa, y teniéndote yo abajo, haciéndome sexo oral, sentí tu mano subir e intentar quitarlo. Luego alzaste los ojos y me dijiste: No, no se cómo. Y seguiste, me reí y te dije: así.

Tenías las torpezas que son propias de los que no tienen tanta experiencia.  

Hoy me encantaría mandar todo a la verga para estar contigo, me hubiera gustado estar preocupada días anteriores por darte algo hoy, estar haciéndolo hoy, oliendo el olor a humo que tiene tu barba. Y decirte: Feliz cumpleaños, Caín. Al oído, besarte, y demás.

Pero hoy solo me limitaré a mandarte un mensaje, y decirte que espero que te la pases increíble, que te deseo un cumpleaños 25 como ninguno. Y a no verte, ni olerte, ni tocarte. Pero solo recordarte que por su puesto que me acuerdo de tu cumpleaños. 

Nixx.

12.03.2017

Soltándote.

Sugerencia para esta carta: What did I do - The Correspondentes
https://www.youtube.com/watch?v=bfYKlthnzgE

03 de Diciembre. 2017.
Caín: 
Para mis costumbres tenía tiempo que no te escribía una carta. De cierta manera siempre espero que sea la última carta. 
Las canciones que te pongo aquí ni si quiera quedan con la carta, excepto porque en mi mente se repasan las palabras What did I do?  y siempre son canciones que me recuerdan a ti.

Anoche soñé contigo. Llevo muchas noches soñando contigo. En ninguno de mis sueños estamos juntos otra vez, solo estás ahí. En mi viaje al pueblo de B, en mi viaje a la luna, en el quiebre del bar, y en esta mudanza. Solo estás ahí.
Anoche soñé que todos vivíamos todos en una casa-circo muy grande. Y yo obviamente estaba en el mismo cuarto que Abel. Luego soñé que estabas durmiendo con Andrea, es ridículo porque sé que tú jamás te involucrarías con Andrea. Andrea es bastante fea, y tú eres un sangrón, masomenos, pero sé que no te involucrarías con Andrea. 
Soñé que entraba al cuarto en el que estaban durmiendo tú y ella, y ella se enojaba por obvias razones. Pero luego yo le preguntaba que si estaba contigo, y me decía que sí furiosa, y me decía que me largara, que ahora era ella la que estaba contigo y nada más. Yo no decía nada ¿qué iba a decir? Solo pensaba que era tonto que hubieras preferido a Andrea que a mí, ¿pero qué podía yo reclamarte si estaba con Abel?

Desperté pensando en lo ridícula que era la idea de que salieras con Andrea, gordita, de carita media fea, y las piernas cortas (qué mamona sueno, perdón, pero es la verdad), pero me di cuenta de que mi subconsciente estaba atacando el presentimiento de que te estás viendo con alguien.
Hasta hace poco, con todo y todo, me estabas mirando con ojos dulces. Ahorita me miras con ojos de 'gané'. Supongo que está bien.

Encontrarte el otro día en el museo mientras estaba con Abel fue sumamente desagradable.
El pensamiento de "aquí deberíamos estar tú y yo" apareció como relampago en mi cabeza
¿Sabes qué mal me siento? 

Es una desgracia que nos olvidemos, ¿no? Estoy segura de que tú también sientes esa conexión que yo siento. No sé qué es, Caín, pero tú tienes una magia incontrolable sobre mí, y yo sé que algo te hago yo. Es un embrujo y esos embrujos no se dan a diario, y míranos aquí desperdiciando. Demasiado orgullosos y cobardes para hacer algo.

Otra de las cosas que me están frustrando es que tú y yo jamás nos encontramos a solas. Siempre hay alguien. Siempre. Creo que tenías razón, hay muchas cosas en las que somos algún tipo de versión femenina y masculina. 

Pero tú y yo ya no tenemos vuelta atrás, Caín. Eventualmente te olvidaré, supongo. Y me olvidarás también, espero. O en realidad esperaría que no, pero es la respuesta más obvia.

Nixx.